+34 659 55 92 65 hola@fernandonoailles.com

Testimonios

Algunos testimonios de clientes del mundo del caballo.

“Canadá” fue un regalo muy especial, me lo regalo mi marido justo antes de nuestra boda, no podía haber escogido mejor, toda la vida había querido un appaloosa y por fin había llegado.

El problema era que la yegua estaba a medio domar, y según nos dijeron, no se le había tratado muy bien en la primera cuadra en la que estuvo, la maltrataban y no era muy “confiable”, como dice Fer. Subirse era toda una aventura y sobretodo un riesgo.

Después de pasar por un par de domadores de caballos sin mucho éxito y con algún que otro accidente, conocimos a Fernando a través de un amigo común, hicimos con él un curso de “doma racional” que fue impresionante. Lo recuerdo como un fin de semana lleno de emociones y mucha satisfacción personal. No soy una persona especialmente valiente y aunque he estado rodeada de caballos desde siempre, este curso me vino de maravilla para entender mejor a los caballos y su comportamiento.

Al finalizar el curso, mi marido y yo decidimos hablar con Fer, para que se encargara de la doma de Canadá, llevó mas tiempo del que todos esperábamos, pero fue un éxito. Recuerdo la primera vez que me subí y el primer paseo que me di y definitivamente era otro caballo, en realidad era el mismo pero con otro “carácter”.

Muchísimas gracias Fer por esta experiencia y sobre todo por la amistad que ahora nos une.

Charo Treviño

Yegua: Canadá

Por más vueltas que le daba, siempre llegaba al mismo convencimiento: Fernando Noailles, y no porque los demás no supiesen, porque los hay muchos y válidos, sino porque siempre me decía lo mismo:  Sé que el potro de cabeza va a venir perfecto y lo demás tiempo al tiempo.

Paco C.

Caballo: Haklan

Quería darte las gracias por todo lo que nos enseñaste esos días, y no sólo me refiero a los caballos, si no a lo que aprendimos sobre nosotros mismos, por lo menos en mi caso. Cada vez que pienso en la Maestría pienso en el momento en el que conquisté muchos mundos…fue el comienzo de una nueva andadura, y bueno, sigo andando!

Raquel J.

Alumna de Maestría

Top